lunes, 28 de febrero de 2011

CRÊPES CON NATA FRESAS Y CHOCOLATE

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa: Crêpe.
Los crêpes son originales de la región de Bretaña, al oeste de Francia, donde se llaman krampouezh. Actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, que se celebra el 2 de febrero, como parte de la tradición local.
En la Bretaña se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las elaboradas con trigo sarraceno o alforfón, en general reservadas a rellenos salados. Eran platos que ofrecían los campesinos como ofrendas a sus señores.
La palabra crêpe significa “ondulado” y surgió tras la refinación de la harina. Encontramos variaciones en muchos países: Los rusos: el “blini, los judíos: el “blintz”, los mejicanos: el “taco”, los húngaros: el “palacsinta”, los italianos: el “cannelloni” y los chinos: el “eggrill”.




INGREDIENTES:
2 huevos
10 gr. de mantequilla
100 gr. de harina
½ vaina de vainilla
2,5 gr. de sal
250 ml. de leche entera
30 ml. de agua
1 cucharada de ron (puede ser licor de naranja, coñac o cualquier otra cosa)
½ cucharadita de ralladura de limón

Con estas cantidades salen aproximadamente 15 crêpes. Todo dependerá del tamaño de la sartén que utilicemos.

Para el relleno:
½ litro de nata
4 cucharadas de azúcar
300 gr. de fresas
100 gr. de chocolate de cobertura
4 cucharadas soperas de leche





Partimos la vaina de vainilla por la mitad y la raspamos con el filo de un cuchillo para extraer los granos. Batimos los huevos en un bol y fundimos la mantequilla en un cazo en el fuego o en el microondas.
Tamizamos la harina sobre otro bol, añadimos los granos de vainilla, los huevos batidos y la sal. Incorporamos la leche, el agua la mantequilla fundida, el licor, la ralldura de limón y vamos removiendo bien para que no queden grumos y quede una masa fina. Dejamos reposar como mínimo 2 horas a temperatura ambiente.
Cuando vayamos a utilizar la masa, añadiremos 1 cucharada de agua y removeremos.
Una vez nuestra masa esté lista, calentamos una sartén antiadherente y añadimos un poco de aceite y repartimos con un pincel, para evitar que haya demasiado. Vertemos la masa con un cucharón, inclinamos la sartén en todas direcciones para repartir bien la masa por el fondo de la misma y la ponemos nuevamente al fuego.
Cuando la masa no tenga brillo, despegaremos los bordes con una espátula y le daremos la vuelta. Hay que cocerla por el otro lado durante 1 minuto aproximadamente, hasta que esté dorada. La deslizamos sobre un plato, volvemos a untar con aceite la sartén y continuamos haciendo el resto.


Una vez las tengamos todas procederemos a rellenarlas con lo que nos apetezca. En este caso van rellenas con nata montada, fresas troceadas y por encima llevan chocolate fundido.

Montamos la nata con el azúcar, lavamos las fresas, las secamos les cortamos el tallo y las partimos en trozos pequeños. A continuación las mezclaremos con la nata con movimientos suaves y envolventes para evitar que se nos baje.
En un bol colocamos el chocolate con la leche y lo fundimos en el microondas o en un cazo en el fuego.
Vamos rellenando nuestras crêpes con la mezcla de nata y fresas y las enrollamos o doblamos según nuestras preferencias, por encima vertemos un poco del chocolate.
 





sábado, 26 de febrero de 2011

ALCACHOFAS RELLENAS (FC)

Este es un plato muy sencillo de preparar, muy completo y además está buenísimo. Todos sabemos las propiedades nutricionales que tiene la alcachofa y lo ricas que están, pues imaginar si las hacemos rellenas.
El relleno es este caso está hecho con carne picada, que haremos de forma muy similar a cuando preparamos unas albóndigas.
Si las hacemos en una olla rápida tendremos nuestra comida resuelta en poco tiempo. Pero ello no quiere decir que no podamos hacerlas de la manera tradicional, lo único es que nos llevará un poco más de tiempo.
Probar la receta porque estoy segura que a todo el que le guste la alcachofa disfrutará de este buenísimo plato, que además viene estupendamente para los días de frío.
Y como se trata de una de las verduras reinas del invierno y parte de la primavera, quiero aprovechar para participar con esta receta en el Concurso de Recetas de Invierno que organiza Anitacocinitas en colaboración con Mumumio, empresa de venta de alimentos a traves de internet.







INGREDIENTES:

8 alcachofas grandes
500 gr. de carne picada (mezcla de ternera y cerdo)
1 cebolla
1 tomate maduro
2 dientes de ajo
1 bote de guisantes de 200 gr. (peso escurrido 120 gr.) Podemos utilizar guisantes naturales, pero tendremos en cuenta que necesitan cocer durante más tiempo.
1 cucharada sopera de pan rallado o un poco de miga de pan
2 cucharadas soperas de leche
Ralladura de limón
Perejil picado
1 huevo
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva
Agua



Es un plato muy fácil de preparar, ya que se ponen todos los ingredientes en crudo, por lo que resulta muy sano. Eso no quiere decir que no podamos realizar un sofrito con el ajo, la cebolla y luego añadir el tomate y cuando esté incorporar el líquido y el resto de ingredientes.

En primer lugar ponemos en un recipiente la carne picada y le añadimos un poco de sal, un diente de ajo muy picado, pimienta negra molida, el pan rallado o la miga, la leche, perejil picado, el huevo y la ralladura de limón, amasamos todo muy bien para que se integren todos los ingredientes. Reservamos.

Picamos la cebolla muy fina, rallamos el tomate y picamos muy pequeño el otro diente de ajo. Lo colocamos en la Fussioncook y añadimos los guisantes y un poco de perejil picado, sal, un chorrito de aceite de oliva y 200 ml. de agua.

Quitamos unas hojas del exterior de la alcachofa (hay que dejar alguna de las más duras), cortamos el tallo, la punta y frotamos con medio limón para evitar que se oxiden. Aplastamos un poco el centro de la alcachofa y con mucho cuidado vamos abriendo desde el interior las hojas hacia el exterior. De esta forma nos quedarán un poco abiertas las capas de la alcachofa y tendremos espacio para poder rellenar con la carne picada que hemos preparado.



Hay que empezar a rellenar las alcachofas, iremos poniendo carne en el centro y entre las hojas también. Cuando hayamos rellenado las hojas que podamos, repartimos bien la carne por la superficie.


Las vamos colocando en la olla con el resto de ingredientes. Tapamos la olla y ponemos la válvula en posición cerrada y seleccionamos el menú guisos. Cuando pite, esperamos 5 minutos y abrimos la tapa, si todavía le quedará presión y no pudiéramos abrirla la sacaremos manualmente.

Si queremos hacerlo en olla rápida solo tendremos que adaptar los tiempos de cocción y el líquido. Perfectamente lo podemos hacer en una cazuela normal, la única diferencia es que tendremos que cocinar todo durante unos 45 minutos, añadir algo más de líquido y los guisantes los pondremos cuando falten 15 minutos para terminar. Si por el contrario preferimos utilizar guisantes frescos, tendremos que añadirlos desde el principio.

El plato no debe quedar seco, por lo que habrá que calcular bien el líquido para que le quede caldo. Con la cantidad que indico es suficiente para la Fussioncook y la olla rápida. Si lo hacemos en una cazuela tendremos que añadir algo más de agua.



miércoles, 23 de febrero de 2011

PAN DE BUTTERMILK (Suero de Leche)

Cuando el otro día hice el bizcocho de naranja con nueces me sobró buttermilk y preparé este pan con buttermilk (suero de leche) siguiendo la receta de Eva, a la que muchos de vosotros conoceis por su magnífico blog, es una maestra en lo que a panes se refiere, entre otras muchas cosas claro está. Ella hizo unas barritas y un pan de molde más pequeño. Yo andaba un poco apurada de tiempo y he preferido dejarlo en la panificadora desde principio a fín.
Tengo que decir que me ha sorprendido muy gratamente. Es un pan con un sabor delicioso y con una miga blanda y esponjosa, lo repetiré en más ocasiones pues nos ha encantado.
Como varias personas me han preguntado donde se puede encontrar el buttermilk, he pensado poner una foto del recipiente y os digo que en el LIDL se encuentra sin problema. En muchos blogs he tenido ocasión de ver la fotografía y la indicación, pero nunca está de más repetirlo, así se ve el formato que tiene, el color, etc. y es más fácil de localizar.
No quiero extenderme más, os dejo con la receta y os animo a prepararlo porque estoy segura que os gustará.






INGREDIENTES:

350 gr. de buttermilk
45 gr. de azúcar
10 gr. de sal
1 huevo batido
55 gr. de mantequilla fundida
540 gr. de harina de fuerza
1 sobre de levadura de panadería o una pastilla de 25 gr. de levadura fresca




Poner los ingredientes en el orden indicado en la panificadora tendrán que estar a temperatura ambiente. Elegir un programa como para hacer pan de molde, cada panificadora lleva una numeración diferente, en mi caso he utilizado el nº 4 . Cuando pite lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Nos quedará un pan tierno con una miga muy blanda y esponjosa.

El buttermilk actúa como fermento y hace subir mucho el pan. No hay que pasarse con la cantidad de levadura. A mi me ha subido mucho, luego ha bajado un poco del centro, pero no estaba para nada crudo. El resultado es un pan suave y blando.

Si queremos darle una forma diferente pondremos el programa de amasado (amasado y un levado) y una vez termine, sacamos la masa y sobre una superficie con un poco de harina, le daremos forma de panecillos redondos o alargados, según nuestras preferencias. Incluso podemos utilizar moldes rectangulares de un tamaño mediano y hacer dos panes medianos. Dejaremos fermentar de nuevo para que aumenten de tamaño en un lugar cálido y fuera de corrientes de aire. Podemos poner un paño humedecido por encima o un film transparente.
Cuando hayan subido (aproximadamente después de 1 hora) los meteremos en el horno previamente calentado a 190º durante 20 minutos, si se trata de panecillos pequeños. Si por el contrario queremos hacer un pan un poco más grande (como por ejemplo uno de molde pequeño) lo tendremos durante unos 35 minutos. Cuando esté cocido los dejaremos enfriar sobre una rejilla.


Si no tenemos panificadora podemos amasar en batidora con el accesorio amasador o a mano. En ambos casos cuando la masa esté totalmente homogénea la taparemos con un paño y dejaremos levar en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Después le daremos la forma que queramos y volveremos a dejar que vuelvan a subir. A continuación hornearemos según he explicado anteriormente.





domingo, 20 de febrero de 2011

BIZCOCHO DE NARANJA Y NUECES

Con esta receta voy a participar en el I Concurso de Postres que organiza Sara del Blog La Cocina de Sara, el plazo finaliza el día 22 de Febrero, aún quedan un par de de días por si alguien se anima a participar. Un blog estupendo lleno de muchas cosas que os pueden encantar, pasaros por allí si no lo conoceis.
He preparado un bizcocho muy sencillo con un sabor a naranja extraordinario. Además las naranjas y las nueces combinan a las mil maravillas. No resulta para nada un bizcocho seco, por lo que es muy agradable de comer.




INGREDIENTES:

200 gr. de harina
150 gr. de azúcar
2 huevos
1 naranja
80 gr. de mantequilla
100 ml. de buttermilk (*)
60 gr. de nueces
1 sobre de levadura química



(*) Si no encontramos butermilk podemos sustituirlo por la misma cantidad de leche a temperatura ambiente, a la que le pondremos una cucharita de zumo de limón o de vinagre, removeremos, dejaremos reposar por 5 minutos y adquirirá una consistencia muy parecida.



Precalentar el horno a 175º.
Rallamos la piel de la naranja y reservamos, retiramos toda la parte blanca de la naranja y la partimos en trozos. Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.
A continuación ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes, que deberán estar a temperatura ambiente, menos la harina con la levadura y mezclamos bien. Cuando la naranja esté triturada incorporamos la harina con la levadura que teníamos reservada y seguimos mezclando.
Troceamos las nueces y las incorporamos a la masa dando unas vueltas con una lengua o con una espátula.
Untamos el molde con mantequilla o con spray para desmoldar y vertemos la masa. Introducimos en el horno que habremos precalentado con anterioridad a 175º. Horneamos durante 35-40 minutos. Pinchamos con una aguja y si sale limpia estará cocido, si sale manchada dejaremos unos minutos más. Siempre digo que los tiempos de los hornos son aproximados. Cada uno conoce el suyo y sabrá adecuar los tiempos.
Una vez lo saquemos del horno, dejaremos enfriar en el molde durante 15 minutos. Después le daremos la vuelta y lo colocaremos sobre una rejilla para dejar enfriar por completo.
Servir acompañado de chocolate fundido o con una bola de helado.









   











¡¡¡ Premio !!!





Quisiera agradecer a Joan i Sara el detalle que han tenido al concederme este premio tan bonito. Si no conoceis su blog  CAN JOAN I SARA debeis pasaros por allí, son dos personas encantadoras, que nos enseñan un montón de cosas.

Ya se que lo suyo es nombrar a una serie de blogs para conceder el premio y que hay personas que se enfadan porque no se sigue la cadena. Me gustaría hacerlo encantada, pero llevo varios días viendo el premio por diferentes blogs y no quisiera repetirme, por lo que pido MIL DISCULPAS y espero que entendais que no voy a seguir la cadena por lo que he dicho.
Se que hay muchos blogs que no lo tienen, por eso quiero que el que no lo tenga por favor lo recoja, desde aquí se lo entrego con muchísimo cariño.


Mil gracias.


viernes, 18 de febrero de 2011

PASTA FRESCA y TALLARINES CON ESPINACAS Y BACON

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana: Pasta Fresca. En concreto la propuesta se basa en preparar pasta fresca LARGA.
La pasta es cualquier masa hecha con harina (normalmente de trigo duro) agua y sal. A veces se acompaña con huevo u otros ingredientes. Una vez cortada, se cocina en agua hirviendo y estará lista para consumir.
A pesar de que la pasta italiana es la más conocida a nivel mundial, se puede decir que los primeros espagueti se elaboraron en China, procedencia de donde datan los primeros fideos de 50 cm. de largo hechos con trigo, según estudios del New York Times.
Lo que no cabe la menor duda es que la mejor pasta del mundo es la preparada en casa y hay mucha tradición en Italia y Argentina, dando muchas posibilidades, sabores y combinaciones.
 



INGREDIENTES:

Para 500 gr. de pasta:

300 gr. de harina
3 huevos



Ponemos la harina en un bol y hacemos un hueco en el centro. Añadimos los huevos, los rompemos con un tenedor y vamos incorporando la harina que tenemos por los laterales.
Amasamos con las manos hasta que quede una masa homogénea. Si está muy pegajosa podemos añadir un poco más de harina y si queda demasiado seca añadiremos un poco de aceite de oliva de calidad.
Formamos una bola con la masa y la ponemos sobre la superficie de trabajo, ligeramente espolvoreada con harina y la amasamos durante unos 10 minutos, hasta que quede elástica y sin grumos. La colocamos en un cuenco, la tapamos y la dejamos reposar durante 30 minutos.

En la pasta fresca sencilla encontramos multitud de sabores. Se pueden conseguir añadiendo a la masa de huevo y harina diversos ingredientes: hierbas, pimienta negra, limón, espinacas, azafrán, concentrado de tomate, etc.

CON AMASADORA:
Ponemos todos los ingredientes en el bol y amasamos con el gancho a velocidad media hasta que quede una masa densa.
La trabajamos fuera de la máquina durante 1 minuto. La tapamos en un cuenco y dejamos reposar 30 minutos.


EL EXTENDIDO:
Dividimos la masa en cuatro bolas. Cogemos una, amasamos un poco y la estiramos en forma circular. La vamos extendiendo con el rodillo, sin aplastarla, giramos y continuamos hasta que la masa tenga unos 6 mm. de grosor. Dejamos reposar unos minutos y volvemos a estirar hasta que la masa tenga 2 mm. de grosor.
Lo más probable es que haya que ir enharinando la superficie y el rodillo para evitar que la masa se pegue, pero es muy importante evitar el uso de demasiada harina, ya que se secaría la masa en el estirado.



Cortaremos la masa en la forma deseada con un cuchillo bien afilado o con un molde. Si disponemos de una máquina corta-pasta nos facilitará en gran medida el estirado y corte de la pasta, pues lleva unos rodillos con diferentes grosores, por donde podemos pasar la pasta varias veces para estirarla y luego por el rodillo de corte para darle la forma deseada.


La podemos colgar de algún palo para que se vaya secando o disponerla sobre un paño de cocina limpio. También podemos espolvorear con un poco de harina por encima, dejar secar y luego sacudir el exceso de harina. 


ALGUNOS CONSEJOS:
Se recomienda mezclar la harina y el huevo de forma manual para así valorar de forma más sencilla la humedad de la masa e ir corrigiendo la cantidad de harina que añadimos.
Es importante que la masa repose 30 minutos antes del estirado. Se puede hacer a temperatura ambiente y si hace calor, podemos guardarla en el frigorífico para enfriarla. Pero antes del estirado es mejor tenerla unos 10 minutos a temperatura ambiente.

Ahora os muestro la receta que he preparado con la pasta fresca que he hecho:

TALLARINES CON ESPINACAS Y BACON


INGREDIENTES:

Cantidades para 2 personas

200 gr. de pasta fresca (según la receta anterior)
50 gr. de espinacas frescas
3 tomates deshidratados (6 mitades)
75 gr. de bacon
50 gr. de queso parmesano rallado
Aceite de oliva




En una sartén ponemos un poquito de aceite de oliva y sofreímos el bacon. Cuando empiece a dorarse incorporamos los tomates cortados en trocitos y continuamos salteando durante 1 minuto. Añadimos las espinacas y salteamos todo junto durante dos minutos. Probar de sal, pero quizás no haga falta ponerle, pues tanto el bacon como los tomates son algo salados.
Mientras hacemos el salteado ponemos una olla con agua a calentar, cuando comienza a hervir añadimos sal y cocemos la pasta durante 2 minutos. La escurrimos y la añadimos a la sartén para dar una vuelta con todos los ingredientes y que se impregnen bien los sabores.
Servir con un poco de queso parmesano rallado y chorrito de aceite de oliva.



miércoles, 16 de febrero de 2011

GARBANZOS CON POLLO Y UN TOQUE DE "HARISSA" (FC)

Os propongo este plato que se prepara muy rápido y al que le he dado un toque diferente con harissa. Lo he preparado en la Fussioncook, pero lo podemos preparar igulamente en olla rápida o en una cazuela normal, adaptando los tiempos de cocción.
La Harissa es una salsa picante y constituye uno de los ingredientes más comunes en la gastronomía magrebí. Es un picante bastante fuerte y como a todo el mundo no le gusta, he optado por no ponerlo directamente en la olla. Lo he sacado a la mesa para que cada comensal se sirva la cantidad que prefiera, pues se disuelve muy bien en el caldo caliente.



INGREDIENTES:

1 Bote de garbanzos cocidos de 570 gr. (peso escurrido 400 gr.)
1 cebolla
1 tomate
1 diente de ajo
2 patatas grandes
1 pechuga de pollo
200 gr. de espinacas
2 huevos duros
Caldo de verdura o de pollo
Un chorrito de aceite de oliva
Sal, pimienta negra, unas hebras de azafrán
Harissa




Ponemos en la cubeta de la Fussioncook la cebolla picada finamente, el tomate rallado, el diente de ajo cortado muy pequeño, los garbanzos escurridos, la pechuga cortada en tacos, las espinacas y las patatas en trozos. Añadimos un chorrito de aceite de oliva, sal, un poquito de pimienta molida, unas hebras de azafrán y el caldo suficiente para cubrir los ingredientes. Cerramos la tapa y programamos menú Guisados (15 minutos). Cuando pite despresurizamos, ponemos los huevos duros partidos en trozos y servimos.
En este caso lo he puesto todo en crudo, pero también podemos sofreír un poco el ajo con la cebolla y el tomate y después incorporar el resto de ingredientes.

Como la harissa no le gusta a todo el mundo, la pondremos en la mesa para que cada comensal se sirva la que le apetezca. Es un picante muy potente y con un poquito es más que suficiente para dar al guiso un sabor distinto y muy aromático.

Si preferimos utilizar los garbanzos secos los tendremos que poner a remojo la noche antes y añadir más cantidad de agua. También tendremos que poner más tiempo de cocción, al menos 40 minutos.

Podemos utilizar una olla rápida o hacerlo de manera tradicional. En ambos casos tendremos que adaptar los tiempos de cocción para que el guiso salga en su punto. Me resulta muy práctico utilizar la olla Fussioncook porque la puedo dejar programada y eso me ayuda mucho, porque cuando se trabaja el tiempo para dedicar a la cocina no es siempre el que uno quisiera y tengo que decir que las cosas salen muy ricas.



lunes, 14 de febrero de 2011

TARTA DE QUESO CON AROMA DE LIMÓN (FC)

Hay muchas Tartas de Queso y todas son deliciosas. Esta es muy rápida y sencilla de preparar y se hace en un momento. La mermelada que he utilizado para cubrirla es de frutos rojos, cualquier mermelada le puede ir, sobre todo si tiene un bonito color rojo que hará un contraste estupendo.
La he hecho en la olla Fussioncook, pero en el horno se puede hacer sin nungún problema. El resultado es el mismo.



INGREDIENTES:
500 gr. de Queso crema (Philadelphia, Mascarpone o similar o bien una mezcla de ambos)
4 huevos
200 ml. de Crema fresca o nata
100 ml. de leche
130 gr. de azúcar
30 gr. de Maizena
Ralladura de la piel de un limón
1 cucharadita de aroma de limón (se puede sustituir por unas gotas de zumo de limón)
1 cucharadita de aroma de vainilla
100 gr. de mermelada de frutas del bosque para decorar
Un poco de mantequilla o Spray desmoldante para engrasar el molde


 









Colocamos todos los ingredientes en la batidora y mezclamos bien hasta que todo esté perfectamente incorporado.

A continuación engrasamos la cubeta de la Fussioncook con un poco de mantequilla o con spray desmoldante y vertemos la mezcla en el interior. Programamos menú horno, válvula abierta y ponemos 40 minutos de tiempo, pinchamos con una aguja y si sale limpia estará cocida, de lo contrario programar unos minutos más de tiempo. Cuando termine la dejamos en mantenimiento de calor durante 10 minutos. Retiramos la cubeta y dejamos que se enfríe la tarta dentro. Luego la sacamos y adornamos por encima con la mermelada. Guardamos en el frigorífico, la verdad es que está mejor de un día para otro.


Si no tenemos la Fussioncook, la podemos hacer perfectamente en el horno. Para ello la pondremos en un molde desmoldable que previamente habremos engrasado. La tenemos que hornear con el horno previamente calentado a 180º, durante 35-40 minutos. Transcurrido este tiempo pinchamos con una aguja y si sale limpia estará cocida, si no la dejaremos unos minutos más. Retiramos del horno y dejamos enfriar en el molde. Después la sacamos del molde y ponemos por encima la mermelada. Reservar en el frigorífico hasta el momento de consumir.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...