jueves, 31 de enero de 2013

Mantequilla casera


Estos últimos días estoy un poco más ocupada de lo habitual. Estamos casi a punto de celebrar las Fiestas de Moros y Cristianos y hay mucho que preparar: trajes, turbantes, plumas…. Menos mal que tenía un par de recetas pendientes de publicar, que serán las que verán la luz durante estos días en que voy a estar ausente.
La receta de hoy es bien sencilla de hacer, ya se que algunos pensaréis que es mucho más cómodo ir directamente al Supermercado y comprarla, pero me gusta saber como hacer ciertas cosas en casa. Así que cuando vi prepararla en el programa de Canal Cocina “Los fabulosos hermanos panaderos” me puse a ello y decidí hacer mantequilla casera. Aunque ellos la dejaron al natural, he preferido darle diferentes sabores con los que poder disfrutarla, aquí tenéis el enlace de la receta original. Además al prepararla en casa nos permite obtener un rico suero de mantequilla con el que luego hacer pan, bizcochos….
Ya veréis lo fácil que es de realizar, a continuación os explico cómo prepararla. Supongo que alguna vez a consecuencia de batir la nata en exceso para montarla se os puede haber cortado, pues bien no hay que preocuparse porque simplemente con continuar batiendo un poco más obtendremos una rica mantequilla casera. Así que si en alguna ocasión se os corta la nata al montarla, ni se os ocurra tirarla!!! Podemos aprovecharla para preparar mantequilla y aromatizarla a nuestro gusto, o simplemente disfrutarla sola con una buena rebanada de pan, mermelada…



INGREDIENTES:
1 l. de nata con un mínimo del 35% Materia Grasa
½ cucharadita de sal (en este caso he utilizado Sal Rosa del Himalaya)
½ cucharadita de mezcla de 5 pimientas molida
½ cucharadita de mezcla de especias y sal (romero, tomillo…)

Ponemos la nata en el bol de la batidora con el accesorio de varillas para batir y montar. Comenzamos a batirla hasta que se monte y continuamos batiendo hasta que la nata se corte y se separe la mantequilla del suero. La mantequilla se queda dentro de las varillas formando una bola.
Seguidamente cogemos un bol, ponemos un colador encima y vertemos todo el preparado, de esa forma recogeremos todo el magnífico suero que podremos utilizar para hacer, como he dicho antes, un rico pan, bizcochos…
Con las manos bien limpias escurrimos la mantequilla, para que suelte los restos de suero que pueda tener. Formamos unas bolas (he hecho tres, casi del mismo tamaño) y las vamos poniendo en otro recipiente con agua fría para enjuagarla. Colocamos cada bola en un bol pequeño y añadimos en una de ellas la sal, en otra la mezcla de pimientas y en la otra la mezcla de especias y sal. Vamos mezclando con una cuchara para que se reparta bien el ingrediente elegido, por cada trozo de mantequilla.
Cortamos unos trozos de papel vegetal y colocamos la mantequilla. Con la cuchara la acomodamos un poco y con el mismo papel terminamos de darle forma, en este caso rectangular.
Ahora a disfrutarla con unas buenas tostadas o utilizarla para enriquecer algún guiso.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...