jueves, 7 de febrero de 2013

Pan de Soda Irlandés - Irish Soda Bread


Ya estoy de vuelta tras unos días de descanso por las Fiestas de Moros y Cristianos, ha habido suerte con el tiempo y hemos podido disfrutar de unos buenos días, aunque con un poquito de aire. Esta receta la tenía a medio preparar y pensaba que podría publicarla durante estos días de fiesta, pero finalmente no ha podido ser, pues sales a la calle y no sabes cuándo vas a regresar, así que ha tenido que esperar unos días para ver la luz.
Para hacer este Pan de Soda Irlandés (Irish Soda Bread) he utilizado parte del suero que obtuve al hacer la mantequilla en casa, y que publiqué en la entrada anterior. Se trata de un pan muy sencillo de preparar, que no necesita prácticamente amasado y por el que no debemos esperar para hornear, ya que no requiere tiempo de levado. Simplemente mezclamos los ingredientes, le damos forma de bola, hacemos unos cortes en la superficie y directamente al horno.
Sencillo ¿verdad?, pues ahora os explico cómo hacerlo, no sin antes decir que hay muchísimas recetas con las que poder orientarnos a la hora de hacerlo, aquí podéis ver varias. No me decidía por una en concreto, así que cogiendo un poco de aquí y otro poco de allá, he optado por hacer mi versión de este pan.




INGREDIENTES:
150 gr. de harina de centeno
180 gr. de harina de trigo
230 ml. de buttermilk (en este caso he utilizado el suero de hacer mantequilla casera) (*)
10 gr. de bicarbonato sódico
1 cucharadita de sal
1 cucharada de Golden Syrup (podemos sustituirlo por miel)
1 cucharada de aceite de oliva o de mantequilla (según preferencias)

(*) Podemos sustituirlo por 225 ml. de leche a la que añadiremos una cucharada de zumo de limón, removemos y dejamos reposar unos 10 minutos.

Precalentamos el horno a 220º.
En un bol ponemos los dos tipos de harina, la sal, el bicarbonato sódico y mezclamos con una espátula. Hacemos un hueco en el centro y ponemos el Golden Syrup, el aceite y el buttermilk. Con la misma espátula removemos durante dos o tres minutos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes, la masa que resulta es un poco pegajosa. Ponemos un poco de harina en la superficie de trabajo, nos enharinamos las manos y volcamos la masa sobre la superficie de trabajo. Amasamos ligeramente con los dedos y le damos forma de bola.
Sobre la bandeja de horno forrada con papel vegetal colocamos el pan, hacemos un corte de forma de cruz y horneamos con el horno previamente calentado a 220º durante 10 minutos, transcurrido este tiempo bajamos la temperatura a 200º y horneamos durante 20 minutos más. Lo sacamos del horno y ponemos a enfriar sobre una rejilla.
En esta ocasión lo he acompañado con un poco de mantequilla y unas lonchas de salmón ahumado, que le va de maravilla a este tipo de pan.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...