jueves, 28 de febrero de 2013

Pan con harina espelta y poolish


Cuando el otro día preparé estos Bollos Sevillanos preparé un Poolish para hacer la masa y como me sobró decidí hacer este pan en el que he utilizado también una parte de harina de espelta semi-integral ecológica, que le aporta un sabor diferente al pan y, francamente, muy rico.
Por si alguien no sabe que es el Poolish, os diré que se trata de una mezcla de harina y agua a partes iguales, a la que se le añade una pizca de levadura seca de panadería. Se deja reposar durante varias horas, hasta que adquiere un aspecto esponjoso y lleno de burbujas. Se le denomina Poolish porque fue utilizado por primera vez por los panaderos polacos en 1840, (aquí también podéis encontrar información al respecto).
La verdad es que es una gozada hacer el pan en casa, nada que ver con los que compramos en cualquier panadería. Sé que hay muchas personas que suelen hacerlo, pero otras no y desde aquí quiero decirles a aquellos que no lo hacen, que se animen a prepararlo. Es muy sencillo y afortunadamente podemos encontrar mucha información para hacer pan en casa, en la red y en muchos blogs. No hay nada más rico que un pan casero recién hecho, con un buen aceite de oliva virgen, aunque unas tostadas tampoco están mal ¿verdad?




INGREDIENTES:
Para el Poolish:
150 gr. de harina panadera (El Amasadero)
150 gr. de agua
Una pizca de levadura seca de panadería
NOTA: Con estas cantidades tenemos para hacer 2 panes

Para el pan:
400 gr. de harina panadera (El Amasadero)
125 gr. de harina espelta semi-integral ecológica
150 gr. de Poolish
250 gr. de agua
2 cucharadas de aceite de oliva
10 gr. de sal
2 gr. de levadura seca de panadería

Para preparar el Poolish:
El día anterior preparamos el Poolish, para ello pesamos los ingredientes y los ponemos en un bol, añadimos una pizca de levadura seca y lo mezclamos bien con una cuchara o con una espátula. Tapamos con film transparente y lo dejamos a temperatura ambiente durante 3-4 horas, veremos que ha doblado el volumen y empiezan a aparecer burbujas. Transcurrido este tiempo lo guardamos en el frigorífico durante 12-15 horas, cuando lo vayamos a utilizar lo sacamos del frigorífico y lo dejamos a temperatura ambiente durante 2 horas.
Como he especificado en las cantidades tenemos para hacer dos panes, pero lo podemos guardar en la nevera durante tres días, tendremos la precaución de sacarlo del frigorífico y dejarlo a temperatura ambiente, durante 2 horas.

Para hacer la masa:
En esta ocasión la he preparado en la Thermomix, para ello he puesto en el vaso el poolish, las dos clases de harina, el agua (mejor si está ligeramente templada), el aceite, la sal y la levadura. Programamos 15 segundos a velocidad 5 y cuando termine programamos 3 minutos en posición espiga. Una vez hecha la masa la retiramos del vaso, le damos forma de bola y la colocamos en un bol untado con un poquito de aceite de oliva. Tapamos con un paño limpio y dejamos fermentar en un lugar cálido y libre de corrientes de aire, hasta que doble el volumen. Dependiendo de la temperatura de nuestra cocina esto llevará más o menos tiempo (entre 1 ó 2 horas).
Transcurrido este tiempo retiramos la masa del bol, le damos forma de bola nuevamente y la colocamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal. Dejamos fermentar de nuevo hasta que vuelva a doblar su volumen, le practicamos unos cortes con un cuchillo bien afilado y espolvoreamos con un poco de harina.
El horno lo tendremos precalentado a 230º para hornear nuestro pan y lo tendremos durante 10 minutos a 230º, después bajamos la temperatura y lo hornearemos durante 30-35 minutos más.
Si preferimos amasar a mano tendremos que poner todos los ingredientes juntos en un bol, mezclar bien con una cuchara y cuando empiece a formarse la masa, la volcaremos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasaremos durante 5-6 minutos, después la dejaremos fermentar como he explicado anteriormente.
Es un pan que recién hecho está delicioso, pero tostado también es extraordinario.

En esta foto podéis ver el proceso del fermentado del Poolish. En la primera foto lo vemos recién preparado, en la segunda pasadas unas horas y en la tercera después de haberlo sacado del frigorífico tras 12-15 horas.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...