miércoles, 27 de marzo de 2013

Pastel de merluza y gambas

Esta es una de esas recetas que suelo preparar en algunas ocasiones y que no tenía en el blog. Cuando tenemos alguna comida o cena, siempre viene bien disponer de un plato que podamos preparar con antelación y este es uno de ellos. Hay muchas y diferentes recetas de pastel de pescado, pero ésta siempre me ha funcionado, la llevo haciendo desde hace tiempo y resulta delicioso. Si queremos podemos aumentar las cantidades proporcionalmente para hacerlo un poco más grande, de hecho es lo que hago cuando tengo que prepararlo para mayor número de comensales.
Si no queremos utilizar leche evaporada, la podemos sustituir perfectamente por nata o por leche entera, pero realmente queda muy rico con la leche evaporada y de ese modo le restamos calorías.


INGREDIENTES:
Para hacer el pastel:
350 gr. de merluza (pesada limpia de espinas)
100 gr. de gambitas cocidas peladas
4 huevos
250 ml. de leche evaporada
100 gr. de salsa de tomate
25 gr. de miga de pan (podemos sustituirla por 1 rebanada de pan de molde)
Sal
Pimienta blanca molida
Nuez moscada

Para acompañar:
Mahonesa o Salsa rosa
Ensalada variada
Algunos tomates cherry
Aceite de oliva, vinagre y sal

Ponemos la merluza en un plato, la tapamos con film transparente pinchamos dos o tres veces el plástico con la punta de un cuchillo y cocemos en el microondas dos minutos a 800 W de potencia, reservamos un par de minutos. De ese modo le damos una ligera cocción y nos resultará mucho más fácil retirar las espinas que puedan quedar, así como la piel.
En un bol ponemos los huevos, la leche evaporada, la salsa de tomate, la miga de pan desmenuzada o la rebanada de pan de molde, sal, pimienta blanca y nuez moscada recién rallada, con la batidora mezclamos bien todos estos ingredientes. A continuación le quitamos la piel a la merluza y las espinas que puedan quedar y la vamos desmenuzando sobre el bol con la mezcla que acabamos de preparar. Partimos las gambitas por la mitad y las añadimos también, removemos para mezclar todo. De esta forma queda con algunos tropezones pequeños, pero si lo preferimos lo podemos triturar todo junto y de esa forma nos quedará con una textura más fina, lo podemos preparar según nos guste más.
Cogemos un molde alargado de los de tipo cake y lo forramos con papel vegetal o bien lo untamos con mantequilla y espolvoreamos con un poco de pan rallado, sacudiendo el exceso (personalmente prefiero forrar el molde con papel vegetal, siempre es mucho más fácil desmoldar el pastel y nos aseguramos que no se rompa).
Vertemos la preparación y a continuación ponemos un recipiente con agua y colocamos el molde con pastel encima. Horneamos con el horno previamente calentado a 170º durante aproximadamente una hora, el tiempo dependerá de nuestro horno. Si vemos que a mitad de cocción la capa superior se tuesta mucho, la taparemos con un papel de aluminio. Transcurridos 45-50 minutos pinchamos con una brocheta para comprobar el punto de cocción, si sale limpia estará cocido, de lo contrario lo dejamos hasta completar la hora.
Dejamos enfriar en el molde ya que en frío se desmolda mejor. Después lo podemos guardar en el frigorífico, si no vamos a consumirlo inmediatamente. Podemos servirlo acompañado de una mahonesa o una salsa rosa. Con una ensalada de hojas variada y tomates cherry aderezada con una vinagreta, se convierte en un plato muy completo.



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...