domingo, 7 de abril de 2013

Tarta de hojaldre con nata y fresas




Esta es una de esas recetas muy sencillas de preparar y de las que se hacen en un momento. Así que si no tenemos demasiadas ganas de meternos en la cocina, esta es una buena opción para cuando tenemos invitados o cuando queramos sorprender a la familia.
Con cualquier fruto rojo nos puede quedar deliciosa, pero como ahora estamos en plena temporada de fresas hay que aprovechar y disfrutar de su sabor de todas las formas posibles.
El hojaldre siempre resulta muy agradecido y creo que la mayoría solemos tener alguna lamina en casa, que nos puede sacar de un apuro en cualquier momento. Pero la verdad es que si disponemos de tiempo y queremos prepararlo en casa, hay mucha diferencia en cuanto al sabor y además ya que nos ponemos a hacerlo, podemos preparar cantidad de más y congelarlo, de ese modo podremos disfrutarlo en cualquier momento. Si os animáis os dejo este enlace donde podéis ver un paso a paso de cómo se puede preparar.



INGREDIENTES:
1 lámina de hojaldre
400 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
2-3 cucharadas de azúcar (al gusto)
2 cucharadita de extracto de vainilla
12-15 fresas (dependiendo del tamaño)
Azúcar glas

Cortamos con forma redonda una lámina de hojaldre de las que van extendidas, para hacerlo nos podemos ayudar poniendo un plato grande vuelto del revés encima y cortando alrededor. Podemos utilizar el mismo papel que trae la masa para hornearla, de modo que cuando la tengamos cortada la colocaremos con cuidado sobre la bandeja del horno. Si la lámina es redonda y queremos, podemos dejarlo sin cortar, pero a veces los bordes están algo agrietados o irregulares y yo prefiero hacerlo.
El hojaldre no hace falta pincharlo ni pintarlo con huevo, porque lo que queremos es que se infle durante el horneado para luego cortarlo en dos. Precalentamos el horno a 190º y cuando esté caliente introducimos la bandeja y horneamos durante 20-25 minutos aproximadamente. El tiempo siempre dependerá de cada horno, así que cuando veamos que la masa tiene un color dorado la tendremos horneada. Una vez fuera del horno dejamos enfriar.
Montamos la nata, que deberá estar bien fría, con el azúcar, dependiendo si la queremos más o menos dulce le pondremos la cantidad de azúcar, para mí con 2 cucharadas es suficiente, pero hay personas a las que les gusta más dulce, así que en ese caso le podemos poner un poco más. Cuanto tengamos la nata casi montada le añadimos el extracto de vainilla y continuamos batiendo hasta que terminemos de montarla.
Lavamos las fresas con el rabito y las secamos bien. Retiramos las hojitas y las partimos en trocitos pequeños. Las mezclamos con la nata con mucho cuidado para repartirlas bien y reservamos.
Cogemos el disco de hojaldre y con un cuchillo de sierra lo cortamos por la mitad en sentido horizontal, tendremos que hacerlo con mucho cuidado para evitar que se rompa. Separamos las dos capas y ponemos la parte de abajo en la bandeja donde vayamos a servirlo. Repartimos por la superficie la mezcla de nata y fresas y colocamos encima la parte de arriba del hojaldre. Espolvoreamos con azúcar glas y dejamos enfriar en la nevera durante al menos 2 horas, antes de servirlo.

Es esta imagen podéis ver con detalle el proceso.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...