martes, 16 de abril de 2013

Manzanas al Whisky con crema de vainilla



El postre de hoy es un dos por uno, es decir la receta de unas manzanas asadas y la de una crema tipo natillas para acompañarlas. La manzana queda muy rica con la base crema y resulta un postre delicioso.
Se trata de una receta que preparó hace tiempo Eva Arguiñano en uno de sus programas de cocina y que tenía anotada. Tan solo le he hecho alguna pequeña modificación en las cantidades, así como en la crema, ya que no iba aromatizada nada más que con el jugo de la cocción de las manzanas y en mi caso le he añadido un poco de pasta de vainilla. Me encanta el sabor que le aporta esta pasta a los postres y en este caso, al tratarse de una crema, le va de maravilla, además de que se pueden apreciar esos puntitos negros tan característicos de la vainilla y que a mí particularmente me gusta ver en las cremas.



INGREDIENTES:
4 manzanas tipo Reineta o Golden
60 gr. de mantequilla
4 cucharaditas de azúcar
8 cucharadas de Whisky
2 cucharadas de agua
4 palitos de canela

Para la crema de vainilla:
40 gr. de harina
70 gr. de azúcar
4 yemas
800 ml. de leche
1 cucharadita de vainilla en pasta
Unas hojas de menta para decorar

Calentamos el horno a 180º
Lavamos las manzanas, las descorazonamos y hacemos un corte superficial en la piel por el centro, en sentido horizontal, de ese modo evitaremos que se rompan al hornearlas. Las colocamos en una bandeja apta para el horno y ponemos en el interior de cada manzana 1 cucharadita de azúcar, unos trocitos de mantequilla y un palito de canela. Regamos las manzanas con el whisky y añadimos 2 cucharadas de agua. Horneamos durante 35-40 minutos, el tiempo dependerá un poco de la clase de manzana que estemos utilizando y de nuestro horno.

Para hacer la crema de vainilla:
En un bol ponemos la harina y el azúcar, revolvemos con una varilla para que se mezclen. Incorporamos las yemas, removemos y añadimos un poco de leche, batimos un poco para deshacer los grumos que pudieran formarse. Añadimos la cucharadita de vainilla en pasta y removemos. Incorporamos el resto de la leche, movemos y vertemos la mezcla en un cazo o en una cazuela que llevaremos a fuego suave, removiendo sin parar hasta que espese, deberá quedar con la consistencia de unas natillas. Antes de retirar del fuego, vertemos un chorrito del jugo que hayan soltado las manzanas durante su horneado y removemos para que se mezcle bien. Este jugo le aporta un toque muy rico a la crema y junto con la vainilla el sabor es delicioso.

Para servir ponemos en el fondo de una copa, bol o plato que hayamos elegido para presentar, un poco de la crema y colocamos encima la manzana. Adornamos con unas hojitas de menta y con el mismo palito de canela que hemos utilizado para hornearlas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...