lunes, 29 de abril de 2013

Pastas de vino - Reto Tía Alia



Hoy es día de publicación de un nuevo Reto de Tía Alia y como en cada ocasión, Carmen, nos ha propuesto dos recetas: una dulce y otra salada. Cada mes resulta difícil la elección, porque se trata de unas recetas estupendas que pertenecen al cuaderno de su tía Alia, que ella guarda cuidadosamente y que va compartiendo poco a poco con todos nosotros.

Lo que se inició hace meses está teniendo continuidad y cada vez se van sumando más personas al Reto. Particularmente me alegro mucho que me invitaran a formar parte de esta iniciativa y que se haya abierto a todo el que quiera participar, en este enlace podéis ver la forma de hacerlo.
He elegido la receta dulce, aunque me apetecía también hacer la salada, porque tiene que estar deliciosa. Ya me gustaría poder haber hecho las dos y de ese modo tener el menú completo, pero supongo que como a muchos de nosotros se nos hace difícil compaginar el trabajo con el resto de cosas que queremos hacer y al final acabamos renunciando a algo. Pero como de lo que se trata es de no faltar a esta cita mensual, os dejo con mi versión de estas Pastas de vino de tía Alia.
Como en muchas de las recetas de que nos facilitaban nuestras madres, abuelas… las cantidades no vienen específicamente detalladas. En esta ocasión nos da como medida una jícara: pequeña vasija empleada para beber. Así que podemos utilizar como medida una taza, vaso…, de todas formas he medido y pesado las cantidades para la publicación de esta receta.




INGREDIENTES:
100 ml. de aceite de oliva
200 ml. de vino dulce (he utilizado un vino dulce de turrón)
350 gr. de harina de repostería
Almendra fileteada para adornar las pastas (opcional)
Azúcar glas para espolvorear por encima


Ponemos el aceite y el vino en un bol y vamos añadiendo la harina poco a poco, mientras vamos removiendo y mezclando hasta obtener una masa fina. Dependiendo del tipo de harina que utilicemos puede ser que la masa admita algo más, pero es mejor que la masa quede suave para que las pastas estén más ricas y hojaldradas.
Una vez tengamos la masa preparada, la extendemos sobre una superficie de trabajo y vamos dándole la forma que más nos apetezca. He preparado unos rollitos y con unos cortapastas he ido cortando porciones. Colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel vegetal y ponemos por encima almendra fileteada (esto es opcional, la receta original no la lleva).
Horneamos con el horno previamente calentado a 180º durante unos 15 minutos. Una vez las tengamos, dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas.
Son unas pastas ideales para la merienda, acompañadas de un café o té, resultan el acompañamiento perfecto. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...