lunes, 23 de septiembre de 2013

Tunnbröd o Pan Polar



Tras un período de descanso volvemos a hacer para Bake the world. Me gusta participar en estos retos porque siempre te sorprenden con algo diferente y que no estamos habituados a preparar, como la propuesta de este mes. No hubiera sido una receta de las que hubiera elegido para hacer y que sin embargo me ha sorprendido mucho por el sabor tan rico que tiene el pan.


Tunnbröd o Pan Polar tiene su origen en Suecia, aunque su consumo se ha extendido a toda Escandinavia. El nombre puede traducirse como pan delgado. Es el pan preferido para acompañar el surströmming (arenque (Clupea harengus) fermentado), así como otros platos de la cocina sueca. 
Es un pan plano, especiado con semillas de anís e hinojo y que se puede cocer en plancha o en una sartén. Su ejecución es sencilla, lleva un toque de harina de centeno y el resultado puede ser tanto blando y suave, como crujiente. Para hacerla he seguido las indicaciones del blog Va de pan.


INGREDIENTES:
Para el pan:
300 gr de harina de fuerza blanca
150 gr. de harina de centeno
1 sobre de levadura seca de pan
200 ml. de agua templada
4 cucharadas (60 gr.) de yogur natural
2 cucharadas de miel
1 cucharadita de semillas de hinojo (también se pueden poner de anís)
1 cucharadita de sal

Para acompañar:
Salmón ahumado
Aguacate
Unas hojas de lechuga

Para la Salsa:
1 yogur natural
El zumo de medio limón
½ cucharadita de aceite de oliva
½ cucharadita de mostaza
Pimienta negra molida
Eneldo

Para hacer el pan:
En un bol ponemos la harina blanca y la de centeno, añadimos las semillas de anís o de hinojo (aunque también podemos utilizar una mezcla de ambas), la sal y mezclamos bien. Incorporamos la levadura y la miel, añadimos la mayoría del agua (3/4 partes) y comenzamos a mezclar. Cuando la masa empiece a unirse, añadimos el yogur y poco a poco terminamos de añadir el resto del agua. Mezclamos hasta que la masa se una y tan solo se pegue ligeramente a la base de nuestro recipiente.
Volcamos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos durante 10 minutos. Damos forma de bola a la masa y la depositamos en un bol ligeramente untado con aceite. Tapamos con film transparente y dejamos levar en un lugar cálido y fuera de corrientes de aire por espacio de 1 hora.
Transcurrido este tiempo, volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, la amasamos un poco para deshincharla, la dividimos en 10 porciones y le damos forma de bola a cada una. Ponemos una sartén o una plancha en el fuego a temperatura media. Cogemos cada bola y la aplanamos con la ayuda del rodillo. Pinchamos con un tenedor (he utilizado un rodillo de pinchos) toda la superficie y vamos colocando el pan en la sartén (sin engrasarla). Lo cocemos durante dos minutos por cada lado y continuamos haciendo la misma operación con el resto de bolas.
Si queremos comerlos calientes y blanditos, podemos envolverlos en un paño conforme los vayamos sacando de la sartén. Si preferimos que queden más secos, los ponemos a enfriar sobre una rejilla. Si no se comen todos de una vez, podemos conservarlos unos días en un recipiente hermético, si cuando los vayamos a comer queremos que estén un poco más blandos, los introducirlos en el microondas durante 10-15 segundos.

Para hacer la salsa:
Ponemos en un bol todos los ingredientes y mezclamos con unas varillas hasta que se integren por completo. Debe quedar una salsa fina y sin grumos.

Para servir los panes:
Partimos una tortita por la mitad y sobre una de ellas colocamos unas hojas de lechuga, unas láminas de aguacate y un poco de salmón ahumado por encima. Con una cucharita ponemos un poco de salsa por encima y tapamos con la otra mitad del pan.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...