lunes, 30 de septiembre de 2013

Fricandó



De vuelta a la normalidad tras el descanso del verano, regresa el Reto de Tía Alia y de nuevo Carmen nos sorprende con dos recetas estupendas del cuaderno de su tía, que con tanto cariño conserva. Como siempre, nos da a elegir entre una receta dulce y otra salada, para poder escoger la que más nos apetece hacer, aunque siempre hay atrevidas que se animan con ambas.


En cada Reto me resulta difícil decidir con cual voy a participar, porque suelen ser dos recetas estupendas, pero como hay que elegir una, he optado por la salada. Tenía unos filetes de ternera en el frigorífico por lo que la elección en esta ocasión ha sido más fácil de lo habitual, ya que el Fricandó me parecía una buena opción para utilizarlos.
He procurado ser lo más fiel posible a la receta de Tía Alia, me gusta variar lo menos posible su elaboración y este ha sido el resultado, que espero os guste.


INGREDIENTES:
8 filetes de ternera (sobre 600-700 gr.)
1 cebolla hermosa
2 tomates maduros grandes
2 dientes de ajo
Unas hebras de azafrán
Unas ramitas de perejil
Pimienta negra recién molida
Sal
½ cucharadita de azúcar
Un poco de harina
3 cucharadas de aceite de oliva
100 ml. de vino blanco
100 ml. de caldo de carne (podemos utilizar el de cocido)
10 gr. de setas deshidratadas (he utilizado senderilla)

Para acompañar:
Puré de patatas
INGREDIENTES:
2 ó 3 patatas (dependiendo del tamaño)
Sal
Una nuez de mantequilla
Una pizca de pimienta negra
Una pizca de nuez moscada

Antes de empezar pondremos las setas a hidratar en un poco de agua caliente.
Colocamos el aceite en una cazuela, salpimentamos los filetes y los enharinamos ligeramente. Cuando el aceite esté caliente y a fuego vivo los sellamos por ambos lados, retiramos y reservamos.
A continuación añadimos la cebolla picada, no hace falta picarla demasiado, ya que luego vamos a pasar la salsa por un pasapurés (si no la pasamos entonces es conveniente picarla finamente). Le ponemos una pizca de sal y doramos a fuego medio hasta que empiece a estar blanda. Agregamos los tomates troceados (si no pasamos la salsa, los rallaremos) y sofreímos durante 3-4 minutos, también a fuego medio. Probamos para comprobar el punto de sal y añadimos media cucharadita de azúcar para rectificar la acidez de los tomates.
Seguidamente añadimos un majado hecho con unas ramitas de perejil, los dientes de ajo, un poco de pimienta negra y unas hebras de azafrán. Incorporamos también las setas escurridas, reservando el agua. Removemos para que se mezclen todos los ingredientes y se cocine un poco. Después de un par de minutos incorporamos de nuevo la carne en la cazuela y removemos para que se mezcle bien con el sofrito. Subimos el fuego, vertemos el vino y dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos el caldo y el agua de hidratar las setas, removemos un poco para que mezcle y cuando comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar a fuego suave durante 1 hora y 30 minutos, o hasta que la carne esté tierna.
Retiramos los filetes a un plato y pasamos la salsa por un pasapurés. Volcamos la salsa en la cazuela, ponemos de nuevo los filetes y dejamos un par de minutos a fuego suave.
Servimos acompañado de un puré de patatas o unas patatas fritas.

Para hacer el puré de patatas:
Lavamos las patatas y frotamos con un cepillo para dejar la piel bien limpia. Ponemos a cocer en agua caliente con sal hasta que al pincharlas estén hechas. Esto nos llevará más o menos tiempo dependiendo del tamaño y la calidad de las patatas, aproximadamente estarán hechas en unos 30-40 minutos.
Las escurrimos y les retiramos la piel. Las ponemos en un bol, le añadimos la mantequilla, la pimienta y la nuez moscada y vamos aplastándolas hasta convertirlas en puré. Probamos de sal y añadimos un poco más si fuera necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...