jueves, 30 de enero de 2014

Pan Naan



Llega un nuevo reto de Bake the World que en esta ocasión nos traslada hasta la tierra de los currys, para elaborar uno de sus panes más característicos: el Pan Naan.
Se trata de un pan plano elaborado con harina de trigo que se cuece de forma tradicional en los tandoor, una especie de horno cilíndrico de carbón vegetal. Su consumo es muy corriente en la India, Pakistán, Asia central y Asia del sur, así como en otros países orientales. En los restaurantes hindús es el pan por excelencia y podemos encontrarlos con queso (Cheese Naan), con especias y también con ajo y cilantro.
La masa está hecha con yogur, lo que le da mucha suavidad a la misma y lo hace un pan excelente para acompañar los platos de curry, tan sabrosos. Una vez horneado se suele pincelar con ghee, una mantequilla clarificada que se produce derritiendo mantequilla y dejando que los diferentes componentes se separen. En Oriente se elabora friendo lentamente mantequilla de vaca en una olla o sartén, hasta que se evapora toda el agua y su proteína se decanta hasta el fondo. Entonces se vierte despacio en otro recipiente, con cuidado de no remover los sólidos del fondo. En este enlace podéis encontrar más información al respecto.


He preparado el Pan Naan básico para lo que he seguido la receta de El Foro del Pan y lo he acompañado de un curry de pollo cuya receta os pondré en otra ocasión. Es un pan suave y delicioso, ideal para disfrutar con este tipo de platos.



INGREDIENTES:
300 gr. de harina panadera
6 gr. de levadura fresca de panadería
1 yogur natural (125 gr.)
75 gr. de agua tibia
6 gr. de sal
2 cucharadas de mantequilla (para pincelar los panes)

Ponemos todos los ingredientes en un bol, a excepción de la mantequilla y empezamos a mezclar con una cuchara hasta que se integren. Amasamos hasta conseguir una masa que no se pegue a las manos, por lo que deberemos amasar de 5 a 10 minutos (este proceso lo podemos hacer en una amasadora o un robot de cocina, lo que nos ahorrará tiempo de amasado). Si transcurrido este tiempo la masa se sigue pegando a las manos, lo mejor es dejarla reposar y volver a amasar pasados unos 10-15 minutos.
Cuando tengamos lista nuestra masa, le damos forma de bola y la ponemos en un recipiente ligeramente engrasado, tapamos con film transparente untado con un poco de aceite o bien con un paño limpio de cocina y dejamos reposar hasta que doble el volumen, en lugar donde no tengamos corrientes de aire.
Una vez la masa haya doblado su tamaño (aproximadamente 1 hora), precalentamos el horno a 230º, la volcamos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos ligeramente para quitarle las burbujas que se han formado durante la fermentación. La dividimos en unas 8 porciones, formamos unas pequeñas bolas y a continuación las estiramos con el rodillo dándoles forma ovalada o redonda y dejándolas con un grosor de ½ cm. aproximadamente.
Las colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel vegetal y horneamos durante unos 8 minutos, esto dependerá de cada horno, veremos que empiezan a hincharse y a tomar un ligero color dorado. Otra opción es hacer el pan en el fuego sobre una plancha muy caliente, durante un minuto y medio por cada lado, hasta que veamos que empieza a hincharse.
Mientras tenemos el pan en el horno o en la plancha, cogemos la mantequilla, la ponemos en un bol y la introducimos durante 15 segundos en el microondas para que se derrita. Cuando tengamos horneado el pan lo sacamos del horno, lo pincelamos con la mantequilla y lo servimos.
Este pan supone el complemento perfecto para acompañar a cualquier plato de curry.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...