lunes, 24 de febrero de 2014

Naranjas acarameladas - Reto Tía Alia



Hoy es día de publicación del Reto de Tía Alia y de nuevo Carmen nos ha propuesto dos recetas: una dulce y otra salada. En las  últimas ocasiones en las que pude participar lo hice con la receta salada, pero me apetecía probar esas Naranjas Acarameladas que nos proponía, así que ha sido la elegida. Para degustarlas, las he acompañado de un helado de vainilla, me hubiera gustado hacerlo casero, pero por falta de tiempo he utilizado uno de compra de buena calidad.


Como suele suceder con las recetas de estos Retos, la falta de imágenes y de cantidades nos hace plantearnos cómo será el resultado de la misma. En el blog tengo publicadas estas Naranjas confitadas, pero se trata de naranjas cortadas en rodajas. En cambio en esta ocasión la receta habla de gajos que, tras dejar secar durante unas horas, se introducen en un almíbar a punto de caramelo.


Casi siempre suelo seguir fielmente las indicaciones de las recetas que Carmen nos da para participar en el Reto, así que a la hora de elaborarla no he modificado en nada la misma. La he hecho tal y como se ve en la ficha que nos ha facilitado. La verdad es que con el helado resultan deliciosas, el toque acaramelado de la naranja, junto con el sabor a vainilla del helado casan perfectamente. Estoy segura de que vamos a disfrutar de muchas versiones de este dulce, ya que como suele ocurrir en estos Retos cada uno le damos nuestro toque diferente.


 INGREDIENTES:
2 naranjas
10 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de agua
Unas gotas de zumo de limón

Pelamos las naranjas y con cuidado separamos los gajos. Los dejamos secar durante 3 ó 4 horas sobre una rejilla.
En un cazo o en un sartén ponemos el azúcar, el agua y el zumo de limón. Lo llevamos al fuego y dejamos que se haga un almíbar a punto de caramelo, tardará unos minutos. Debemos estar atentos para que no se queme, ya que si nos descuidamos se puede hacer demasiado oscuro y no tendría buen sabor. Durante el proceso moveremos el recipiente con cuidado, para que el azúcar se disuelva por igual.
En cuanto veamos que el almíbar tiene un color dorado, introducimos los gajos de naranja y con cuidado les vamos dando la vuelta para que se impregnen bien con el caramelo, los he tenido durante un minuto. Los sacamos y los vamos depositando sobre una lámina de papel vegetal untada con aceite.
Servir acompañado de un buen helado de vainilla.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...