lunes, 28 de abril de 2014

Pudin de acelgas y patatas



Este mes el Reto ha vuelto a su casa y de nuevo es Carmen quien se encarga de organizarlo de nuevo y en esta ocasión nos ha vuelto a convocar con dos recetas que me apetecía mucho preparar, pero finalmente me he inclinado por la salada, porque me parecía que debía estar deliciosa y no me ha defraudado.


El Reto Tía Alia se inició con muy poquitas personas, pero cada vez se ha ido incrementando el número de participantes y ya somos muchos los que formamos parte de esta gran familia. A este Reto, como ya he explicado en otras ocasiones, le tengo un cariño especial por la similitud que hay entre el blog de Carmen y el mío, ambos dedicados a dos personas entrañables para cada una de nosotras. Para ella, su Tía Alia, quien le regaló el cuaderno del que cada mes salen las dos recetas con las que participamos y, para mí, mi madre, que fue la que me impulsó, allá donde esté, a crear mi blog. Es por eso que aunque vaya muy liada, intento sacar un hueco para publicar mi receta, tan solo en un par de ocasiones no me ha sido posible participar, pero siempre intento contribuir con mi receta, que normalmente suele ser lo más exacta posible a las fichas que Carmen nos presenta.


La mayoría de las recetas no suelen indicar cantidades necesarias para su elaboración, así que en este caso he preparado la receta pensando en las que podrían funcionar mejor. En la imagen podéis ver la ficha de la receta y en los ingredientes veréis las cantidades que he utilizado para su preparación. En un principio he preparado dos moldes porque no sabía el volumen que tendría y no quería tener que ponerme a preparar otro a mitad de elaboración, pero finalmente tan solo he utilizado un molde, en concreto uno rectangular de 700 ml. de capacidad.



Es un pudin se puede tomar tanto templado como frío y podemos acompañarlo con una salsa de tomate y con mahonesa o bien con una ensalada. Es ideal como entrante o como primer plato, aunque si lo acompañamos de una ensalada completa puede convertirse en un menú adecuado para una comida ligera o una cena.




INGREDIENTES:
300 gr. de acelgas
400 gr. de patatas (2 unidades)
1 cebolla tierna
1 diente de ajo
4 huevos
3 cucharadas soperas de leche
1 cucharada de pan rallado
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta negra recién molida
Nuez moscada

Para acompañar:
Salsa de tomate
Mahonesa

Para preparar el molde:
Un poco de aceite de oliva
Un poco de pan rallado
Un trozo de papel vegetal

Lavamos las acelgas y picamos muy menuditas, tanto las hojas como parte de los tallos.
Ponemos una olla con agua a calentar y cuando comience a hervir añadimos un poco de sal, incorporamos las acelgas y las escaldamos durante 3 minutos. Escurrimos y pasamos por agua fría para detener la cocción, reservamos.
Lavamos las patatas y las ponemos con la piel a cocer en una olla con agua hirviendo con un poco de sal. Las tendremos entre 35-40 minutos, dependiendo de su tamaño. Las pasamos por agua fría, les quitamos la piel, las troceamos y las pasamos por el pasapuré, reservamos.
Picamos el ajo y la cebolla muy menudo, ponemos una sartén a calentar con el aceite y sofreímos en primer lugar el ajo y en cuanto comience a tomar color añadimos la cebolla y una pizca de sal. Rehogamos a fuego medio hasta que esté transparente y se haya dorado, aproximadamente 10-15 minutos. Seguidamente añadimos las acelgas muy bien escurridas y le damos una vuelta, apagamos el fuego y seguimos mezclando para que se integren todos los ingredientes. Añadimos el puré, mezclamos muy bien y reservamos.
Precalentamos el horno a 170º C, y preparamos el molde para hornear el pastel, he utilizado un molde de 700 ml. de capacidad. Para ello ponemos en el fondo del mismo unas gotas de aceite de oliva y repartimos con una brocha por todo el molde. Añadimos un poco de pan rallado y vamos moviendo el molde para que se reparta por igual por todos los lados, retiramos el exceso volcándolo y dándole unos golpecitos en la base del mismo. Cortamos una tira de papel vegetal y la colocamos en sentido alargado, procurando que sobresalga un poco por los lados, esto nos ayudará a desmoldarlo después, en el caso que de que hubiera quedado adherido el pastel.
En un bol ponemos los 4 huevos, la sal, la pimienta, la nuez moscada, el pan rallado, la leche y batimos con un tenedor o con unas varillas. A continuación incorporamos la mezcla del sofrito con las acelgas y puré de patatas y removemos para que se mezcle bien con el huevo. Vertemos en el molde y lo colocamos en un recipiente con agua para cocerlo al baño María. Horneamos durante 50 minutos en el horno que tendremos calentado previamente a 170º C. Una vez haya transcurrido el tiempo, pinchamos con una brocheta y si sale limpia estará cocido, de lo contrario lo dejamos unos minutos más.
Cuando esté lo retiramos del horno y con mucho cuidado lo sacamos del agua del baño María. Lo dejamos enfriar en el mismo molde. Desmoldamos con cuidado y servimos templado o frío acompañado de salsa de tomate y de mahonesa. Si lo deseamos podemos servirlo con una buena ensalada.


Elaboración paso a paso







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...