lunes, 18 de mayo de 2015

Pasta con setas shimeji y huevo poché



Me encanta cocinar pasta porque combina de maravilla con cualquier ingrediente que le queramos poner y además le gusta prácticamente a todo el mundo. En esta ocasión he utilizado para su preparación algunos productos que se suelen emplear en la cocina oriental y que le aportan un sabor delicioso. Pero he querido darle un toque nuestro con el queso manchego, pero si lo preferís podéis sustituirlo por cualquier otro.


Hoy en día podemos adquirir una gran variedad de setas y las Shimeji, que he utilizado para elaborar esta receta, no son difíciles de encontrar, en cualquier mercado o gran superficie las tenemos disponibles. El plato como podréis comprobar es muy sencillo de hacer, se va cocinando todo simultáneamente, ya que el salteado se hace al mismo tiempo que cocemos la pasta y hacemos los huevos poché. Es de esos platos que tenemos resuelto en un momento y que no da pereza preparar. Espero que os guste.



INGREDIENTES:
300 gr. de pasta
150 gr. de setas shimeji
3 cucharadas de aceite de oliva
3 chalotas
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
2 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de salsa Worcestershire (Lea & Perrins)
1/2 guindilla
3 huevos
Una pizca de sal
Albahaca fresca
Orégano fresco
Ralladura de limón
Pimienta negra recién molida
Un trozo de queso manchego


En una sartén ponemos el aceite a calentar y sofreímos las chalotas finamente picadas con una pizca de sal. Cuando empiecen a tomar color añadimos el jengibre fresco rallado, la guindilla cortada en aritos finos, las setas y salteamos durante un minuto. Incorporamos la salsa de soja, la salsa Worcestershire y removemos durante un minuto más para que se integren los sabores.
Para hacer los huevos poché cogemos un trozo de film transparente, lo untamos con aceite de oliva y lo ponemos en un cuenco. Cascamos uno de los huevos encima, espolvoreamos con una pizca de sal y pimienta negra recién molida, retorcemos las puntas del film y lo atamos con un trocito de hilo de bramante; repetimos la misma operación con el resto de huevos. En un cazo ponemos agua a calentar y en cuanto empiece a hervir los cocemos a fuego medio durante 4 minutos.
En una olla con abundante agua y sal cocemos la pasta durante el tiempo que indique el paquete, una vez hecha la escurrimos, procurando que no quede excesivamente seca y la añadimos a la sartén. Salteamos con el resto de ingredientes para que se impregne con los sabores y en el último momento añadimos la ralladura de limón y un poco de pimienta negra recién molida.
Repartimos la pasta en los platos, cortamos el film que envuelve cada huevo, lo sacamos con cuidado y lo ponemos sobre la pasta. Con un pelador de patatas hacemos unas lascas de queso manchego que dejaremos caer por encima. Picamos un poco de albahaca y de orégano fresco y espolvoreamos sobre el plato.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...