Pavlova con higos y crema de limón

martes, 21 de noviembre de 2017


Retomo mi actividad en el blog, así como en las redes sociales, después de un largo período en el que no he publicado ninguna receta. He preparado muchas cosas, pero no he podido publicarlas por diversos motivos; a veces tenemos períodos en los que no hay más remedio que hacer un parón, para volver con nuevas energías. Mi deseo es retomar la actividad con cierta normalidad, así que pronto verán la luz esas elaboraciones que están esperando; la de hoy es una de ellas.


Tenía muchas ganas de volver a publicar mis recetas en el blog, pero quería hacerlo después de darle un cambio al mismo, para que tuviera un aire muy diferente del que tenía hasta ahora, de ahí que el retraso haya sido un poco mayor del deseado. La persona que se ha ocupado de este cambio ha sido mi querida Aisha, del blog La Cocina de Aisha, que, además de compartir sus estupendas recetas con todos nosotros a través del mismo, se dedica desde la web Elai Design al diseño de blogs y webs,

Llevaba mucho tiempo queriendo darle una nueva imagen al blog, pero no terminaba de decidirme. Todos sabemos que hacer cambios cuesta un poco, siempre surgen dudas sobre algunos aspectos de los que no estamos seguros del todo. Por eso decidí ponerme en contacto con Aisha para que me ayudara con su experiencia en este campo y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Ha sabido aclararme todas esas dudas, dándome su opinión y buenos consejos para que todo quedara de mi agrado. Además ha tenido muchísima paciencia conmigo, teniendo en cuenta todas mis peticiones, que no han sido pocas. Le estoy muy agradecida por el trabajo y el tiempo que le ha dedicado a hacer los cambios en el blog, que, en mi humilde opinión, creo que ha quedado bastante más dinámico que antes. Espero que os guste la nueva imagen y deseo que las recetas os resulten mucho más atrayentes con el nuevo formato.


Para el estreno de la nueva imagen del blog he pensado en esta Pavlova con higos y crema de limón, que preparé hace algún tiempo y que estaba esperando a publicar en cuanto se hubieran terminado los cambios en el blog. Se trata de un postre que me gusta mucho, elaborado con un merengue que se caracteriza por ser muy crujiente por fuera y muy suave y ligero en el interior.


Un poco de historia sobre este postre:

El origen de la Pavlova no está claro, tanto Nueva Zelanda como Australia se disputan ser los creadores del mismo. El libro más antiguo en el que se describe una receta muy parecida a la Pavlova es de origen neozelandés y se fecha en 1929. En cambio, el nombre a este postre se lo dio en 1935 el chef Bert Sachse, del Hotel Esplanade en Perth (Australia), cuando la bailarina rusa Anna Pavlova fue a visitar el país y el chef le deleitó con esta creación. Es probable que nunca se dé con la certeza sobre su origen.

La receta de la Pavlova se ha ido extendiendo por muchos países y su versatilidad la convierte en un postre magnífico. Una vez que tengamos nuestra Pavlova horneada, podemos cubrirla de una crema de vainilla, un chantilly, una mousse, una crema de chocolate…. y finalizarla con unas frutas de temporada, así conseguimos una tarta deliciosa y completa. Para esta ocasión además de utilizar nata montada para cubrirla, he querido hacer una deliciosa crema de limón. En la decoración final he utilizado unos higos y unas almendras laminadas tostadas.



Pavlova con higos y crema de limón


INGREDIENTES:


Para la Pavlova:


6 claras de huevo
50 gr. de azúcar blanquilla
200 gr de azúcar glas
2 cucharaditas de vinagre
½ cucharadita de crémor tártaro
Las semillas de ½ vaina de vainilla
3 cucharaditas de Maizena (harina de maíz refinada)

Para la crema de limón:


60 gr. de zumo de limón
6 yemas
120 gr. de azúcar
16 gr. de Maizena
80 gr. de mantequilla
Ralladura de un limón

Para adornar la Pavlova:


300 ml. de nata
1 cucharadita de vainilla en pasta
Almendras laminadas tostadas
10 ó 12 higos
Unas hojitas de menta


Precalentamos el horno a 175º C, calor arriba y abajo
Cogemos un papel de hornear y dibujamos un círculo de unos 20 o 22 cm. de diámetro, le damos la vuelta al papel, para evitar que la Pavlova toque la tinta del lápiz o bolígrafo y nos disponemos a preparar nuestro postre.
Tamizamos el azúcar glas y reservamos. Las claras es mejor tenerlas a temperatura ambiente, para lo que las separamos de las yemas y reservamos estas últimas para la crema, en un bol tapadas con un film transparente.
Si disponemos de una buena batidora el montado de las claras será muy sencillo, en mi caso he utilizado la batidora KitchenAid con el accesorio globo. Con una batidora más pequeña o menos potente también podemos hacerlo, pero nos costará algo más.


Para hacer la Pavlova:


Batimos las claras ligeramente e incorporamos el crémor tártaro. Continuamos batiendo a velocidad media-alta, hasta que empiecen a tomar cuerpo. Agregamos en forma de lluvia los 50 gr. de azúcar blanquilla y batimos, a la misma velocidad, hasta que empiecen a formar picos suaves. En ese momento comenzamos a añadir poco a poco el azúcar glas, tamizado previamente, mejor si lo hacemos a cucharadas y esperamos a que se integre bien cada una antes de agregar la siguiente. Continuamos batiendo hasta que la mezcla esté brillante y forme picos bien firmes.
A continuación agregamos la vainilla, el vinagre y batimos un poco para que se integren. Tamizamos la Maizena y con una espátula mezclamos con suavidad, para evitar que las claras pierdan volumen. Una vez se haya integrado del todo colocamos parte del merengue sobre la bandeja de horno y extendemos hacia los bordes con una cuchara o mejor con una espátula, procurando darle la forma del círculo que hemos dibujado. Vamos añadiendo cucharadas hasta que terminemos con todo el merengue, alisamos un poco con la espátula y formamos un poco de hueco en el centro, para que después sea más fácil poner el relleno sin que rebose.
Introducimos en el horno, que tenemos precalentado a 175º con calor arriba y abajo. Bajamos la temperatura a 120º C y horneamos durante 15 minutos. A continuación bajamos de nuevo la temperatura, en esta ocasión a 110º C y seguimos horneando durante 1 hora y 45 minutos más.
Una vez haya transcurrido el tiempo, la dejamos enfriar por completo en el interior del horno, con la puerta entreabierta.
Mientras tanto preparamos la crema para decorarla.


Para hacer la crema de limón:


En un bol mezclamos el azúcar con la Maizena, removemos para que se deshagan los grumos y añadimos las yemas. Batimos con unas varillas para que se mezcle, incorporamos el zumo, la ralladura de limón y removemos. Vertemos en un cazo y llevamos a fuego suave, removiendo sin parar hasta que espese. Fuera del fuego añadimos la mantequilla y removemos hasta que se haya disuelto. La volcamos en un bol y tapamos con film transparente bien pegado a la superficie, para evitar que se forme una película más dura por encima y dejamos enfriar por completo. Si no nos gusta encontrarnos la piel rallada del limón podemos pasar la crema a través de un colador cuando la pasemos al bol para enfriar.


Montaje de la Pavlova:


Tostamos las almendras en una sartén y reservamos.
Ponemos la nata bien fría en el bol de la batidora y con el accesorio globo o varillas empezamos a montarla. Cuando veamos que comienza a estar cremosa, incorporamos la cucharadita de vainilla en pasta y continuamos batiendo hasta terminar de montarla.
Partimos los higos por la mitad o en cuartos, dependiendo del tamaño que tengan y reservamos.
Una vez esté completamente fría la Pavlova, la ponemos en el plato de presentación. Colocamos la nata montada por encima, repartiéndola por toda la superficie con una espátula. Seguidamente añadimos la crema de limón, si viéramos que está un poco densa la batimos un poco con unas varillas para aligerarla, la extendemos con cuidado. Esparcimos los higos por encima y espolvoreamos con las almendras laminadas tostadas. Decoramos con unas hojitas de menta y lista para degustarla.





21 comentarios

  1. Menudo estreno Suny, qué maravilla de Pavlova y que elegante ha quedado el diseño del blog.
    Un besazo guapa, me alegro de que estés de vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, muchísimas gracias.
      Me alegra que te guste el nuevo diseño del blog.

      Un beso enorme,

      Eliminar
  2. Suny, que bien que estes de vuelta!! Enhorabuena por tu nuvo blog y gracias por la receta 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Beatriz!
      Gracias a ti por tu visita.
      Un beso,

      Eliminar
  3. Sunny me alegro de volverte a ver de nuevo y mas con este nuevo diseño que le has dado al blog, buen gusto has tenido.
    Y esta pavlova esta tremenda y con las fotos, de cine toda la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miquel!
      Muchas gracias por tu visita. La verdad es que tenía ganas de regresar, pero quería hacerlo con un cambio.
      Me alegra que te guste el cambio.
      Un beso,

      Eliminar
  4. Si el otro blog me gustaba , este me encanta.
    La letra ideal para leerlo sin problemas, las fotos, el poder imprimir solo la receta, de 10. Todo un acierto. La paulova es uno de mis postres pendientes y ahora ya no tengo excusa para hacerla. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa,
      Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que creo que ha quedado muy bien.
      Es verdad que la letra está muy bien para leerla en pantalla.
      Para imprimir se pueden quitar las fotos sin problemas. En la parte de arriba lo puedes seleccionar.
      Un beso ernorme

      Eliminar
  5. Ha quedado precioso reina!!! Me encanta!!! Y con esa pavlova te has lucido, menuda pintaza!!!
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Bea!
      Muchísimas gracias por tus palabras. Me alegra que te guste.
      Un besito,

      Eliminar
  6. Una receta maravillosa y tiene que ser deliciosa.
    Sobre el blog que voy a decirte... si lo ha rediseñado Aisha, éxito asegurado. El mio también pasó por sus manos y se nota, en la limpieza, el eclecticismo y lo bonito, ganando en simplicidad y destacando la belleza del contenido. Genial, una gran decisión la tuya ponerte en sus manos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Muchísimas gracias. La verdad es que no podía haber estado en mejores manos.
      Hace tiempo que tenía pensado lo del cambio y se lo dije, pero hasta ahora no había podido ser.
      Estoy muy contenta con el resultado.
      Un beso enorme,

      Eliminar
  7. Se ve fantastico y la receta increíble!!!! un saludo

    ResponderEliminar
  8. Ayer no pude comentar, ahora parecde que si.
    Qué bien que estés por aquí de nuevo y con el cambio tan bonito que le has dado al blog.
    Una tarta como todas las que haces riquísimas, lo malo es que ahora ya es difícil encontrar higos, pero habrá que tenerla en cuenta.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Ana!
    Muchas gracias por tus cariñosas palabras.
    La hice hace tiempo y ahora no es temporada de higos, pero merece la pena guardar la receta.
    Un besazo,

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Viniendo de quien viene ese diseño no me extraña que haya quedado tan lindo. Entre el nuevo diseño y tu tarta que maravilla de regreso, Suny. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapísima!
      Muchísimas gracias. La verdad es que Aisha es un sol.
      Un besazo,

      Eliminar
  12. Me ha encantado tu nueva imagen Suny, claro que sigue acompañada de tus maravillosas fotos y recetas, una pavlova super elegante. Enhorabuena a Aisha tambien, bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marga!
      ¡Qué alegría leerte! Me alegra mucho que te haya gustado.
      Aisha ha hecho un gran trabajo.
      Un besito,

      Eliminar